Crónica del curso de Fotografía y Estética en Shibari en Lisboa + galería!

Hace unos meses, los organizadores de Knot Lounge nos contactaron para impartir nuestro curso Aesthetics & Workflows for Kinbaku Photography en Lisboa. Este curso es para nosotros uno de los más importantes que damos y el que conecta mejor con lo que nos apasiona del shibari.

Así que hace unas semanas, viajamos a Lisboa con muchas ganas a enseñar el curso por primera vez a la comunidad portuguesa de shibari 🙂

Desde que Monad y Morgana nos recogieron en el aeropuerto hasta el fin de semana del curso, no paramos ni un segundo. comimos de maravilla, se portaron super bien con nosotros y nos demostraron que Portugal es un país precioso.

La mayor parte del grupo era de la comunidad de shibari local pero también se apuntaron algunos alumnos de Italia y Holanda que vinieron expresamente para el curso. 🙂

Empezamos la mañana con unas diapositivas sobre fotografía (aspecto técnico), estética japonesa y en kinbaku, producción, contexto cultural, cómo crear historias y el flujo de trabajo de las sesiones, que había preparado Zor para los alumnos (con más de 200 diapositivas!). También hablamos sobre el papel de las modelos en la sesión, cuáles son las diferencias con ser modelo de shibari convencional y cómo estar preparada para una sesión de este tipo. Hubo tiempo para preguntas y respuestas con los alumnos. Después, proyectamos fotografías históricas de kinbaku de los mayores exponentes, algunas de ellas inéditas.

Por la tarde, hicimos una demo de cómo trabajamos en una sesión de este tipo. Para ello, vino a ayudarnos nuestro alumno avanzado Vouk de Madrid. Establecimos una historia/visión: Margot era una espía que había sido capturada e interrogada. Trabajamos tal y como se hace este tipo de sesiones: con un fotógrafo/director (Zor), un atador (Vouk) y hace lo que el fotógrafo indica, una modelo (Margot), dos asistentes de iluminación (encargados de los flashes), dos lifters (persona que sujeta y eleva a la modelo) y un asistente del atador. Los resultados fueron muy positivos 🙂

Al día siguiente, dimos paso a las sesiones de los alumnos. Dividimos a todo el mundo en 4 sets de hora y media. Con dos fotógrafos por set (uno como director/principal y otro como secundario/de apoyo).

Todos los grupos tuvieron ideas muy originales e divertidas para sus sesiones: cosificación sexual, sacrificio de chica católica, blackmailing en un laboratorio y primera cita sale «regular». 🙂

Los participantes se fueron turnando para cubrir los diferentes roles (a veces fotógrafo, a veces asistente de iluminación, a veces lifter…). Zor fue guiando todos los equipos para que consiguieran los mejores resultados posibles (a nivel dirección, luces, estética, etc) y Margot estuvo como asistente de las modelos para que solo tuvieran que centrarse en disfrutar de la sesión.

Aquí tenéis algunos Behind the scenes que tomó Zor de las sesiones 🙂

Este curso siempre me hace plantearme por qué amo el Shibari, cuáles son los motivos que me empujan a querer rendirme a las cuerdas con tantas ganas. Y es porque sé que en un set así puedo vivir mis fantasías con intensidad, en un ambiente controlado y que no importa cuánto me empujen o cómo de desafiante para mi mente pueda llegar a ser la atadura, siempre hay un equipo enorme detrás que cuida de ti y saca a la luz tu oscuridad más bonita. Y solo de recordarlo me emociono. Para mí hay pocas experiencias como modelo de shibari que se puedan equiparar a esta.

Pronto (en marzo) repetiremos este curso en Copenhagen, en uno de los espacios de shibari más grandes del mundo: Kinbaku Lounge. Gracias a Scot y Namarie por invitarnos 🙏.

Y os dejamos con algunas fotos del tour que hicimos por Lisboa, Sintra y Setubal 🙂