El objetivo de Madrid Shibari es formativo. Y lo primero que queremos contarte es que nos tomamos en serio la formación. A todos los niveles. Si quieres formarte en shibari/kinbaku, podemos ayudarte y guiarte, pero vamos a pedirte también que te lo tomes en serio y sea de forma respetuosa. Si quieres aprender shibari para hacer patrones vistosos y suspensiones en dos días, es mejor que vayas a otro sitio, hay muchos. 🙂

Antes de nada:

Antes de nada, infórmate sobre qué es el shibari, lee sobre nuestra visión (que intenta acercarse lo más posible a la que hay en Japón), mantén una mente abierta, deja atrás los prejuicios y sé sincero contigo. Las expectativas no son buenas, sobre todo si sus bases no son sólidas.

Segundo, elige un sistema de formación. Mucha gente empieza con un curso de iniciación, en el que nos aproximamos al shibari de una forma más relajada pero con un método muy especifico. Organizamos periódicamente este tipo de cursos por toda España y si no puedes desplazarte puedes organizar uno en tu localidad y vamos a darlo. Otra gente prefiere una formación más directa, privada y personalizada, y estudia exclusivamente con clases privadas, o combinando workshops y clases privadas.

Tendrás formación continua

Tanto los workshops como las clases privadas van orientados a que el alumno pueda continuar su proceso formativo práctico en casa. Por suerte o por desgracia no nos dedicamos profesionalmente a esto, lo que nos da la maravillosa ventaja de no tener que vender todos los cursos posibles para sobrevivir, pero por otro lado tampoco tenemos todo el tiempo que quisiéramos para formar.

Eso nos ha llevado a construir un método formativo basado en ejercicios que tratan piezas clave, son fácilmente autoevaluables, podéis hacer en casa y estamos siempre disponibles para dudas por mensajería.

Aquí tienes una lista de los próximos workshops que ofrecemos.

 

Reaprender tras una experiencia negativa

Muchos de nuestros alumnos vienen tras tener experiencias negativas aprendiendo de autodenominados maestros que no lo son, o tras intentar aprender usando videotutoriales. No hay una regulación de ningún tipo sobre el shibari y en los últimos años se ha puesto de moda. Puede ser lucrativo, sobre todo si no inviertes en formación propia y por desgracia los principiantes ilusionados con aprender son la víctima perfecta.

Eso ha hecho que aparezcan muchos maestros de la nada con curriculums sospechosos que quieren lucrarse de las ilusiones de los demás. Casi peor es el caso de los tutoriales. Es tan absurdo intentar aprender shibari usando un vídeo como intentar hacer lo mismo en tango, escalada o en submarinismo. No solo es imposible aprender cosas como tensión, gestión emocional, intimidad o lenguaje no verbal de un vídeo, sino que perpetúan la idea equivocada de que el shibari está basado en patrones de cuerdas. Y son la receta perfecta para un accidente.

Aprender se hace más difícil cuando tienes que desaprender malos hábitos.

Continuar tu viaje en el Shibari/Kinbaku

Llegado a cierto nivel, puede que quieras elegir alguna escuela específica, o alguna dirección concreta. Puede que te interese más el semenawa, o puede que te apasione el juego en suelo y el shuuchinawa, hay cientos de posibilidades. Nosotros podemos formarte si conocemos lo suficiente ese camino o referirte como alumno nuestro a otros formadores que dominen ese área.

También organizamos talleres varias veces al año y traemos a educadores internacionales para que tanto nosotros como nuestros alumnos más avanzados podamos seguir aprendiendo.

Esta entrada también está disponible en: Inglés