No hay comentarios todavía

¿Dónde está el problema en promover el ‘Shibari asexual’?

Esta es la traducción al castellano del artículo que Margot subió a su página web. Como mucha gente lo ha pedido aquí lo tenéis. 🙂

¿Puede el bondage japonés ser asexual?

Parece muy claro que hoy en día la palabra Shibari (a veces incluso Kinbaku) se ha vuelto muy ‘trendy’. Es constantemente compartida en las redes sociales, aparece en la televisión en horario de máxima audiencia e incluso la gente snob de Vice quiere sacar provecho de ella. Ya no necesitas colarte en la parte trasera de los sex-shops para conseguir una copia del porno de Yukimura San para ver las imágenes de Shibari. Están en todas partes. Nunca ha sido tan fácil tomar clases, encontrar eventos de shibari cercanos o conocer a posibles parejas de cuerdas. Parece que el bondage está viviendo una época dorada para vender talleres y tutoriales en línea, pero ¿cuál es el coste de la popularidad?

En Japón, el Shibari apareció como una práctica erótica y BDSM. Y sobre todo era porno. Todavía lo es en esencia. Y no es casual, en una cultura en la que necesitas ocultar tus sentimientos constantemente, estar atado y’torturado’ te permite expresarte abiertamente y no hay nada más erótico para un japonés que las expresiones faciales reales (bueno, tal vez los fluidos y los culos).

Pero la forma en que la palabra Shibari ha sido usada por muchos occidentales últimamente ha cambiado. El bondage se presenta como algo artístico que pertenece a los museos, los modelos exigen que se les ate sin ser tocados, hay quien habla de shibari ‘sanador’ y todo se desarrolla de tal manera que el mejor atador es el que logra la posición más acrobática con un arnés de cadera. ¡Ni siquiera necesitas sentirte atraído por tu atador (o tu modelo)! 😛

No me malinterpretéis. Respeto lo que hacen los demás. No estoy en contra de las personas asexuales ni pretendo forzar a nadie a hacer algo con lo que no se sienta cómodo. Pero no puedes eliminiar el deseo y la interacción sexual de otras personas sólo porque tú lo digas. Esto es jugar a la ruleta rusa con contacto erótico. Alguien, tal vez tus compañeros de cuerdas o estudiantes, eventualmente se sentirán mal por sus propias emociones y sensaciones y saldrán heridos. O peor aún, otros se aprovecharán de esta vulnerabilidad. ¿No deberíamos enseñar que el contacto sexual en el bondage está bien y es normal? Que PUEDE OCURRIR. Y luego decidimos si queremos jugar o ir más allá con alguien o no, fijamos nuestros límites. Creo que ocurrirían muchos menos accidentes si la gente fuera más consciente y más exigente a la hora de elegir con quién juega. Pero no, la gente prefiere enseñar que debemos ser atados sin contacto físico.

¿Por qué tenemos tanto miedo de admitir que somos seres sexuales? ¿Que deseamos, nos sentimos atraídos o rechazamos a otras personas? Admitir que nos gusta alguien no significa que nos vaya a penetrar masivamente (a veces ya nos gustaría lol), sino que somos honestos sobre lo que queremos y con QUIÉN lo queremos. No hay nada peor en el bondage para mí que ser deshonesto, y eso se aplica a modelos, atadores y educadores.

Siento que la esencia se ha perdido en alguna parte. He visto con mis ojos en una jam de cuerdas cómo dos modelos hablaban entre sí sobre sus peinados mientras eran atades (en una sesión, ni siquiera practicando). Y me hace preguntarme por qué alguien se sometería a tales niveles de estrés si ni siquiera le importara el viaje/experiencia o su pareja. Sospecho que podría ser un problema de ego. Algunas personas sólo quieren ser constantemente el centro de atención.

Y volviendo al uso de Shibari como motivo, tengo la sensación constante de que la forma en que se está utilizando es sólo otra estrategia de marketing. Porque sería tan fácil llamarlo acrobacia con cuerdas o yoga con cuerdas, pero hay que llamarlo Shibari o Kinbaku para sentirse con derecho a promover sus talleres dentro de esta comunidad ya popular y hacerlos sonar más exóticos y atractivos para nuevos clientes. Esto es mucho más fácil que empezar a construir tu propio camino, tu propia comunidad, y esforzarse en desarrollar algo nuevo. Pero tal vez podamos hablar de este tema otro día….

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Publicar un comentario