No hay comentarios todavía

Primer workshop y performance de Peter Soptik y Eva en Madrid

Hemos pasado un fin de semana de ensueño repleto de sufrimiento, risas y bambúes. Y es que nos han visitado por primera vez Peter Soptik y Eis Eva a Madrid, y España en general, para realizar un workshop avanzado de 2 días y una performance maravillosa.

Les recogimos el jueves al mediodía en el aeropuerto de Barajas y nos fuimos directamente al centro de la ciudad a dejar el equipaje e ir a comer juntos. Por la tarde, nos dirigimos al local donde se iba a realizar la performance al día siguiente para preparar el espacio, el escenario y la iluminación.

Y el viernes llegó el gran evento: la noche de performances. Fuimos un par de horas antes para preparar las sillas, las listas de entradas y el servicio de bebidas. A las 20:45h abrimos las puertas y la gente comenzó a entrar, el local se llenó en seguida hasta arriba. Era increíble la expectación y curiosidad del público, y no solo asistieron madrileños sino que contamos con público de todas partes de España. A las 21:00h y después de una breve introducción que hicimos sobre el Shibari, dio comienzo la primera actuación de la noche de la mano de Antonio Shibarita y Willow. Nos brindaron una performance de shibari preciosa sobre las distintas etapas de la vida desde el nacimiento hasta la muerte. Mezclaron baile, música y teatralidad con elementos del shibari más tradicional y nos emocionaron con su catarsis. Al terminar hicimos una pausa de 15 minutos para que el público pudiera digerir la actuación, conversar y tomar algo y nosotros tuviésemos tiempo de preparar la siguiente. A las 22:00h fue el turno de nuestros invitados especiales de la República Checa: Peter Soptik y Eva. Nos adentraron de pleno en el mundo del semenawa, el sufrimiento y la entrega completa al otro. Es difícil describir a alguien que jamás les ha visto atar lo que se percibe al verles, incluso para gente con mucha experiencia en cuerdas resulta técnica y emocionalmente muy por encima de cualquier expectativa previa. Y en ocasiones su actuación incluso puede parecer algo extrema pero siempre nace del consenso, la seguridad, la confianza y el cuidado mutuo. No podemos estar más agradecidos de que accedieran a actuar en nuestro espacio. Al finalizar, tras una rope jam abierta de un par de horas, limpiamos, y colocamos los puntos de suspensión, las mantas y las botellas de agua para el workshop del fin de semana.

El sábado comenzamos el curso puntuales a las 10:00h. La primera lección del día fue aprender a colocar un bambú de la forma más segura y práctica posible. El primer día del workshop estaba dedicado a las transiciones avanzadas en bambú. Peter y Eva nos mostraron ciertas formas que teníamos que recrear con nuestro propio estilo y transiciones y, aunque estaban especialmente orientadas al estilo de Naka y el semenawa, nos daban rienda suelta a la creatividad y a usar los patrones con los que nos sintiésemos más cómodos. Nos iban dando consejos para encontrar soluciones a los problemas que se nos presentaban y nos enseñaron a tener un control mayor de los tiempos y la distancia. Gracias a ellos fuimos capaces de construir transiciones maravillosas y ser pacientes para centrarnos mucho más en la persona con la que hacemos cuerdas. 

El domingo estaba orientado a semenawa y predicaments. Comenzamos la mañana con ejercicios orientados a semenawa, uno en suspensión con un arnés de cintura y otro en suelo y semisuspensión. Tuvimos mucho tiempo para jugar, experimentar, provocar emociones y crear, elementos que a veces dejamos de lado para aprender patrones una y otra vez y son esenciales en Shibari. También aprendimos mucho sobre gestión del dolor, entrega y comunicación y eso nos dio las bases para conseguir prolongar las sesiones de semenawa durante más tiempo. Por la tarde nos centramos en predicaments o esas "situaciones" difíciles que incomodan o presentan un desafío para la persona atada sobre las que debe ir eligiendo por sí misma. Fue extremadamente divertido y todos los asistentes disfrutamos mucho de los ejercicios de predicaments que hicimos en los que incorporamos elementos como el miedo y otros elementos aparte de las cuerdas. Todo el mundo se implicó muchísimo y captó rápidamente la esencia de los predicaments gracias a la incansable inspiración de Peter.

Queremos agradecerles toda su dedicación, enseñanzas, paciencia, inspiración y esfuerzo por abrir un mundo nuevo a la comunidad de cuerdas española. Jamás les podremos agradecer lo suficiente todo lo que hemos aprendido gracias a ellos, ha sido un honor enorme contar con ellos.

 

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Publicar un comentario